miércoles, 7 de diciembre de 2016

AL SUR DEL MUNDO

América Latina, un desafío turístico abierto a experiencias y oportunidades mágicas, con lugares y culturas extraordinarias para conocer, en síntesis; una posibilidad para sentir la experiencia del nuevo mundo.


Las posibilidades de recorrer y vacacionar en América Latina, en el periodo de enero, febrero y marzo es sin duda un desafío seductor, para cualquiera que no lo haya hecho o tenga pendiente recorrer y conocer algún lugar de esta parte del mundo, en particular, porque la heterogeneidad de un sin número de alternativas ricas, diversas y honestamente inolvidables, lo hacen un destino inabarcable en un solo viaje, seductor en su ADN más puro, y capaz de satisfacer a gran escala, una enorme variedad de destinos, para vivir momentos genuinamente inolvidables.

Primero, por la diversidad y heterogeneidad de alternativas atractivas que tiene cada país. Latino América, es un desafío en sí, variado en influencias, patrimonio cultural, atractivos y para la latitud más mediterránea, un verano lleno de atractivos como desafío por conocer. Por lo que, si  su decisión es descanso en zona de playas, sin duda que la diversidad más extrema sigue siendo enorme. Brasil, Venezuela, Ecuador, Paraguay, Colombia, Perú, incluso Argentina; Uruguay o Chile son alternativas muy variadas, pues desde las cálidas y bellas costas de Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú, o de la zonas más centro como Uruguay hasta las costas más australes de Chile y Argentina, la infraestructura hotelera, cultura local y costos son muy variadas e interesantes en cualquier momento del año.

Si de verano mediterráneo se trata y busca una oscilación térmica más acotada, y con ello una experiencia más templada y amistosa, la costa norte y central de Chile, de Uruguay y Argentina, pueden ser una muy atractiva elección. Punta del Este, Mar del Plata y Viña del Mar, los íconos por excelencia de la costa sur atlántica y pacífica, tienen el encanto y la experiencia turística, para que sus vacaciones sean un encuentro seductor con los océanos Atlántico o Sur Pacífico.

Yo personalmente, me inclino por rescatar algunos recorridos que siempre son obligados como destinos atractivos en Chile y Argentina durante todo el año, pero en verano, tiene un colorido, una temperatura y particularmente un ambiente, que bien vale la pena planificar y conocer.

Desde norte a sur, San Pedro de Atacama, es un lugar notable, los restos arqueológicos como de la Aldea de Tulor o Pukará de Quitor y sin ir más lejos el mismísimo museo Arqueológico del Padre Le Paige, son un punto de inflexión dentro del ambiente, geografía y la gastronomía de la zona. Por el lado Argentino un verdadero oasis en los calurosos veranos del norte argentino como Tucumán o Santiago del Estero, es la zona de Tafí del Valle y desde ahí un viaje obligado de reconocimiento a las Ruinas de Quilmes.

Más hacia el lado austral del continente, en el área centro - sur de Chile, me refiero de modo especial a las zonas lacustres y por excelencia termales, son más de 270 fuentes termales en todo el país, y entre la novena y undécima región hay destinos que hacen volar la imaginación, con un clima más cálido en verano, todo ello, hace que resulta ideal para recorrer la zona y practicar deportes náuticos, tanto en los lagos como en rápidos, pues hacen que en estos últimos, la adrenalina fluya y se apodera de modo especial en las bajadas de ríos, posibilitando vibrar con recorridos tanto para primerizos como para expertos, con el rafting y kayak de la zona.

El verano en la décima región de Chile, en particular, recorriendo la isla grande de Chiloé, para conocer su gastronomía, fiestas costumbristas, sus parajes, navegación y zonas ideales para deportes como Trekking y Mountain Bike o un apacible descanso, bien vale la estadía.

La zona de Coyhaique para recorrerla en su belleza o en la práctica de la pesca deportiva para aguas continentales o dulces (ríos, lagos, etc.) y de mar, entre algunas por mencionar. El paso obligado por Puerto Tranquilo y los zafarís fotográficos por las aguas del Lago General Carrera, en especial a las Capillas de Mármol, incluso en invierno y con mucho frio resulta sobrecogedor. El trayecto desde Puerto Tranquilo hacia Bahía Exploradores, es un recorrido obligado, ya que bordea el límite de Campo de Hielo Norte, hasta algunos Ventisqueros como el Grosse y el Exploradores, además está la ruta que prontamente será una zona de tránsito expedito terrestre para acceder al Parque Nacional Laguna San Rafael.

 Y definitivamente, la navegación hacia los glaciares tanto en la zona de Aysén y Magallanes ha desarrollado una oferta hasta niveles muy sofisticados, en un mercado en crecimiento, con una propuesta turística muy variada hacía varias direcciones, en especial los recorridos hacia los glaciares San Rafael, Balmaceda, Serrano y fiordos de la zona, y finalmente experimentar las diversas alternativas para recorrer las Torres del Paine. Estos destinos, inevitablemente, serán una experiencia admirable, recogedora, capaz de desestresar  y hacer un alto a cualquiera que venga de la pulsión cotidiana más agotadora, pues la trascendencia, belleza e íntimo significado del rol y mérito de la naturaleza, de esta parte del mundo, rubrica su expresión más imponente.


lunes, 28 de noviembre de 2016

EL CARIBE Y LO REAL MARAVILLOSO


El caribe se entrelaza con su música. Las raíces africanas, entregan un caudal de mundos ocultos, que generación a generación han sabido cuidar, rescatar, recrear.



Hay algo del Caribe, que para muchos, lo hace irresistible. La pregunta que uno se formula es, qué hace que esta parte del mundo sea un foco de interés por estar ahí, recorrerlo, ver sus colores, percibir sus atractivos.

Lo primero que no se puede obviar es su clima, el calor, la humedad, el mar y sus colores, su vegetación, aunque haciendo un ínter texto con Noam Chomsky (Profesor del (MIT) y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX), hay que salir de la superficie, buscar y entender, cuál es la estructura profunda de la oración, cuáles son los otros significados que debemos encontrar. En este caso, hay un sin número de otros aspectos que hacen de esta búsqueda algo más que sol y mar.

De hecho, no es posible pensar en el Caribe sin su gente, y particularmente de su origen, su raíz. Quiero reflexionar sobre el caribe, desde dos islas de extraordinaria prominencia. Cuba y República Dominicana, está última, la he podido conocer algo más, desde hace años, como consultor para proyectos desarrollados en su capital Santo Domingo, y en viajes a ciudades como Santiago de los Caballeros, Bayahibe, Punta Cana.

Hay un libro, del novel de literatura, Mario Vargas Llosa, "La Fiesta del Chivo", que me parece irresistible en su rol de novela histórica, donde personajes, lugares y hechos se confunden con la ficción y con la historia más reciente de República Dominicana. Cuando la visité por primera vez, el libro era un punto de inflexión en la vida política y social de la isla, en particular de cómo se entrelazaba la historia y la ficción, qué era narrativa, creación literaria y qué era parte de la historia política y social de este entrañable país.

En esta perspectiva, de entender qué tiene el caribe, uno podría profundizar aún más en la búsqueda de interpretar algo del  misterio mágico del caribe, en Cuba, Alejo Carpentier, destacadísimo escritor contemporáneo de la isla, reelaboró la narrativa de su generación en un movimiento literario llamado,-Real / Maravilloso-, y fue a través de su mirada de la literatura, que llegó a sentenciar: “…Lo real maravilloso es eso, -esa inesperada alteración de la realidad-, una revelación privilegiada, una iluminación inhabitual, una fe creadora de cuanto necesitamos para vivir en libertad; una búsqueda, una tarea de otras dimensiones de la realidad, sueño y ejecución, ocurrencia y presencia… ”.

El caribe es sinónimo de lucha, y cómo olvidar el rol histórico de Fidel, en particular ahora que falleció y en especial del “Che”, precisamente en la revolución cubana y en su búsqueda por construir un mundo mejor. En un viaje a Cuba, no pude resistir la tentación de leer un libro que encontré en la Habana, “Evocación” de Aleida March, los recuerdos de época y del proceso que reconstruye como la mujer del Che, para alcanzar el poder, en especial por el sentido, por el significado que esta generación puso a su forma de hacer un mundo mejor.

Desde esta perspectiva, el caribe se entrelaza con su música, las raíces africanas, entregan un caudal de mundos ocultos, que generación a generación han sabido cuidar, rescatar, recrear. Como no maravillarse con el trabajo de búsqueda documental de Wim Venders, en su inolvidable “Buena Vista Social Club”, éxito como película, y como disco que atrajo la mirada del mundo sobre la música cubana.  En particular y para quienes aún no conocen este álbum, hay un disco que deben escuchar:

Amor de loca Juventud

Mueren ya las ilusiones del ayer 
Que sacié con lujurioso amor 
Y mueren también con sus promesas crueles 
La inspiración que un día te brindé. 
Con candor el alma entera yo le di 
Pensando nuestro idilio consagrar 
Sin pensar que ella lo que buscaba en mí 
Era el amor de loca juventud.


Y si se animan, deben conocerlas y recorrer sus calles, La Habana, será siempre un buen lugar para comenzar a conocer, para recorrer, para entender la complejidad y la insondable belleza del caribe.

lunes, 21 de noviembre de 2016

TURISMO SUSTENTABLE



Recuerdo haber conocido una experiencia turística notable por el año 2001, en México. En aquel momento, me parecieron algo adelantados para la época. Xel-Ha, Xcaret e Isla Mujeres, tenían un modelo de turismo sustentable que sorprendía en diferentes aspectos. 

El primero, sin duda se trataba de un lugar bellísimo, muy bien pensado, que despertaba los sentidos y sentías el privilegio de vivir una experiencia motivadora, un especio de regocijo, de libertad, y hasta de algo que no encontramos en la cotidianidad de nuestras experiencias, esto era lo nuevo. 

Pero, lo que se hacía visible una vez que te rendías ante tan sublime experiencia, era el modelo de turismo sustentable que habían desarrollado. Ahí estaban, los antiguos pescadores artesanales, de la costa de Cancún, trabajando en las más diversas áreas del proyecto, para las cuales se habían capacitado, luego sus esposas se habían unido al regocijo de trabajar en un proyecto que era también familiar. Respetando el medio ambiente, siendo sustentables. 

Sin duda, mirándolo con perspectiva histórica, emprendieron una forma de hacer turismo que siguen despertando la admiración y marcando un modo de enfrentar esta actividad productiva como una experiencia de integración total, en el más amplio sentido de esta expresión.  

El turismo, como actividad de desarrollo humano, se ha constituido, en un pilar real de crecimiento económico para los países en desarrollo. Y asumiendo esa tendencia y posición a nivel global, cabe volver a refrescar la experiencia y el modelo que vi de un modo más experiencial, hace tantos años atrás en la Riviera Maya.

En esta perspectiva, cabe recordar que el concepto de Desarrollo Sostenible, supone el criterio de moderación en la utilización de los recursos naturales, el respeto por el medio ambiente, supone resguardar una distribución que tienda a la equidad de las rentas globales de sus trabajadores. Y sin duda alguna, también integra la idea central de producción que no comprometa las capacidades de generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Además, cabe citar que los ejes que sostienen el turismo sustentable son: El Eje Económico, Ambiental, Social y el eje Cultural.

La inevitable pregunta que uno se puede formular hoy es ¿cuánto se toman en serio las empresas turísticas su responsabilidad social?, ¿Los turistas, reconocen el mérito de ser respetuosos medioambientalmente de su propio recorrido?

El punto, es que la gestión moderna de las empresas, a nivel global e incluido el turismo, deben corregir la brecha existente, respecto de integrar más procesos limpios, sacar por costosos que resulten, sus procesos contaminantes, procurando respetar y cuidar los recursos naturales, así como los aspectos sociales intrínsecos de respeto a sus steakholders.

El desafío, es que sin duda alguna queda mucho espacio de mejora, tanto para los viajeros como para los actores comerciales, de modo de construir una cultura global (La dimensión sistémica de la sustentabilidad permite generar prácticas globales) que validen al turismo ecológico.

Viajar, aprender sin tener que dar cuenta del proceso, sino únicamente vivirlo, es refrescante, es un deseo que cada vez crece más y más en el mundo moderno. Es para muchos, la oportunidad a bajar la guardia, a escucharnos en nuestro divagar, a retomar contacto con nuestra experiencia de vida desde una compresión del mérito y valor del ocio, es un instancia de expansión gratificante y de nuevos sentidos a nuestro camino como seres humanos, pero hacerlo pensando en lo valioso y necesario que este sea sustentable, es en definitiva, un reto complejo; al que no podemos desde ningún punto de vista renunciar, es más; este es el desafío que el turismo como actividad y quienes lo consumimos, debemos promover y materializar, en este etapa del siglo XXI.










jueves, 3 de noviembre de 2016

TURISMO DEL FUTURO

Cómo se desarrollará el turismo del futuro, cuáles son las tendencias más marcadas respecto del futuro de esta industria.



Estamos llegando a fines del año 2016, y casi de un modo desapercibido avanzamos progresivamente en el siglo XXI, por lo que cabe preguntarse, ¿Estamos desarrollando en LATAM un turismo de vanguardia?, y más aún, ¿Estamos haciendo lo necesario para mejorar nuestra posición relativa como industria con las  variables o fortalezas que más nos potencian como región? Qué nos mueve a viajar cómo turistas por placer, negocios  o por otro lado desarrollar a modo de emprendimiento, proyectos turísticos atractivos y rentables. Cuáles son las tendencias, veamos algunas.

Por qué Viajamos
En un primer insight, respecto de un aspecto subjetivo a cada persona que necesita tomar vacaciones, viajar  surge como una cuestión primaria, pero cabe preguntarse ¿para qué viajamos? Inicialmente podemos concluir que viajar por placer y descanso es una forma de bloquear nuestra rutina así como de renovarnos y aprender, sin tener que dar cuenta del proceso, sino únicamente vivirlo, es refrescante, es un deseo que cada vez crece más y más en el mundo moderno. Es para muchos, la oportunidad a bajar la guardia, de escucharnos en nuestro divagar interno, de retomar contacto con nuestra experiencia de vida desde una compresión del mérito y valor del ocio, o de lo que genuinamente queremos por sobre lo que debemos hacer, es en última instancia una experiencia de expansión gratificante y de integración de nuevos sentidos a nuestro camino como seres humanos.

El Mundo en Cambio
Por otro lado y aunque no nos demos cuenta, podemos afirmar que el mundo vive en condiciones de cambio estructural, esto no sólo se refleja en los mercados, en el mundo del conocimiento, en la conectividad y capacidad de producción, sino en cómo nos relacionamos todos los ciudadanos con estos nuevos paradigmas, con nuestra experiencia de conciencia y de lo que hacemos para vivir alineados a nuestras verdaderas necesidades como seres humanos.

RSE en el Turismo
Sin duda alguna, establecer el valor que tiene adherir a prácticas corporativas sostenibles es una compresión, una visión de futuro de hacia dónde se dirigen las empresas del siglo XXI y hacia dónde debemos mirar como industria turística. Dicho en simple, cómo serán los procesos operativos y productivos del futuro, si las acciones o el actuar de las empresas se siguen riñendo contra la sociedad y su propio desarrollo. Esto, en definitiva, no permeará un terreno fértil necesario para subsistir en el corto, mediano y largo plazo. Las empresas no pueden aspirar a promover negocios fructíferos en una sociedad sobre explotada en sus recursos, ello se dirige ineludiblemente al fracaso, es por esto que deben estar integradas en su comunidad y no reñidas con ella y naturalmente el turismo como industria debe incorporarlo como una forma de gestión de sus empresas.

En esta perspectiva, y asumido el rol y las practicas sustentables, ya no basta con ser y parecer responsable, además hay que preocuparse de comunicar lo que se está haciendo, en especial lo que se hace bien y los beneficios a terceros que se generan. Por ello, es fundamental generar procesos responsables y limpios, y luego comunicarlos tanto interna como externamente así como, transparentar las acciones estratégicas y los esfuerzos responsables que las empresas definen como tareas, tanto en sus diversos procesos operativos, como en su relación con sus entornos humanos y sociales.

Identidad Regional, País y de Localidad
Finalmente, surge  a fines del siglo XX y primeros años del siglo XXI, lo que Toffler denominó “La Tercera Ola”, que no era otra que la era  del conocimiento. Acá el mundo germina como lo vemos hoy, la personalización, el impacto de las TI, comunicaciones, aumento exponencial de conocimiento, la sociedad y la familia se diversifica en un sin número de formas y relaciones humanas. Nos globalizamos y la identidad vive una dinámica de contaminación  - positiva/negativa - irrefrenable, en parte por las comunicaciones a nivel global, en parte por la posibilidad de trasladarnos por el mundo sin restricciones e industrias como el turismo, en este proceso viven una experiencia de cambio, de internacionalización, de identidad. Con ella nos diferenciamos y hablamos desde nuestra cultura e historia, desde nuestros sabores y colores, desde nuestras diferencias que nos definen.


El turismo del siglo XXI, avanza permanentemente en profundizar sobre estas orientaciones y en ellas y desde ellas, podremos seguir viviendo un turismo perdurable, de calidad, pensando nuestra forma de trabajar y mejorar sobre lo que hacemos, para satisfacer a las personas y sus preferencias, para hacer que esas personas no sólo sean los turistas, inversionistas o dueños de las empresas que integran esta industria, sino de las personas que residen en cada país, en cada región y de quienes tienen vocación de servicio, de quienes trabajan y prosperan gracias al turismo como una forma de vida que permite quebrar rutinas, y encontrar lo que muchas veces nos parece un poco perdido.

martes, 25 de octubre de 2016

IDENTIDAD TURÍSTICA


La gastronomía se está convirtiendo en una industria que crece, pero que adicionalmente, pueden contribuir en resaltar algunas diferencias positivas en la identidad de marca de cada país.



La gastronomía es una relación que se establece entre las personas y su nutrición, en un contexto social, geográfico y humano. Alvin Toffler, señalaba que para entender el desarrollo humano, podíamos hacerlo a partir de tres grandes hitos que él denominó “olas”.
La primera Ola, era el periodo en que el hombre descubre la agricultura, deja de ser nómade y es el inicio de los distintos asentamientos humanos y su más primigenio desarrollo social, ahora podemos cosechar y así producir una agricultura y ganadería que nos permite comenzar a transformar el medio ambiente.
Luego sugirió que La segunda Ola, era la que daba cuenta de la revolución industrial, y de la máquina a vapor. Dejamos de producir desde nuestro esfuerzo físico y el de los animales y logramos producir en serie, así aumenta el crecimiento demográfico y los volúmenes de producción, emerge el concepto de familia nuclear y de educación, y surge la imprenta y la prensa, naciendo con ello, los medios de comunicación social, como el periódico.
Finalmente, surge la tercera Ola, del conocimiento. Acá el mundo germina como lo vemos hoy, la personalización, el impacto de las TI, comunicaciones, aumento exponencial de conocimiento, la sociedad y la familia se diversifica en un sin número de formas y relaciones humanas. Nos globalizamos y la identidad vive una dinámica de contaminación  - positiva/negativa - irrefrenable, en parte por las comunicaciones, la tecnología, en parte por la posibilidad de trasladarnos por el mundo sin restricciones y la gastronomía en este proceso vive una experiencia de cambio,  de internacionalización, de identidad.
De hecho cuando alguien viaja,  quiere conocer y comprender la cultura local, no sólo quiere ver y saber de lo nuevo, sino que quiere probar, degustar qué comen, con qué sabores, texturas, aromas y con ello reconocer desde otros sentidos, la esencia del nuevo lugar al que se llegó. Por cierto, que hay países que han logrado transcender a través de su gastronomía, Japón lo hizo a través del sushi, Argentina a través de la carne asada, Italia con sus masas y pastas, Perú con el cebiche, etc. Pero después de cruzar el umbral de este logro de identidad país, cada región, cada ciudad, cada localidad tiene sus secretos, sus sabores sus logros  e identidad culinaria.
Esto ayuda a entender que mucha gastronomía regional, que está en la eterna disputa del origen, (“…es mía”, “…no por favor”, “…la hacemos desde siempre”,”… de ningún modo…”, etc.) y que luego se descarta la posibilidad de aceptarse o adaptarse como identidad gastronómica, y ello es justamente lo que debe ser resaltado, no negando al otro u otra cultura, o entregando premios de consuelo.
Alguien me comentaba, que conversando con turistas alemanes de paso en Chile, destacaron lo inolvidables que resultaron los “completos”, entre otros alimentos mencionados. De hecho, recordé el mediático paso de Anthony Bourdain, el chef de Tv cable, por Chile y creo que todos nos preguntábamos a qué lugares iría, para reconocer el ADN gastronómico de este lado de América del sur. Después de visitar distintos lugares, beber - que siempre lo hace - y probar comida, habló del completo en la versión chilena, las empanadas de mariscos, sopaipillas, vino con helado – terremoto -, caldo de “pata”  - cerdo - y lomitos de cerdo, entre otros. Yo discrepo de la guía que tuvo, pero en gran medida, me parecen bien estos alimentos y brebajes, ya que como varios otros, los aceptamos como una parte de nuestra historia e identidad cultural.

Así que perfectamente, podría volver a formularse la pregunta referida a si por muy cosmopolita que resulte un alimento, no cobra valor y en particular toma identidad, cuando se hace un imperdible de cada sociedad. Con sus rasgos, con su impronta, por lo demás; imagino que al menos eso dirán los Neoyorkinos de sus “hotdogs” como los chilenos de nuestros “italianos”            - hoddogs con palta, tomate y mayonesa -,  y por cierto, cada región y localidad aprovechando su geografía, su clima, sus condiciones, su historia y la adaptación que las nuevas generaciones hacen al tomar las tradiciones y rearticularlas, en nuevas posibilidades que sigan haciendo de éstas, una muestra más de la identidad cultural y gastronómica de cada lugar por visitar.

lunes, 16 de mayo de 2016

MANUAL DE REPUESTAS EN CASO DE UNA EMERGENCIA / 4 de 4



Tiempo de Programa.  ¡Showtime!

   Durante la entrevista, recuerda:


  1. Se calmo y sólo demuestra entusiasmo si corresponde. En un tema delicado, donde no existan pérdidas humanas o graves perjuicios sobre la población o el bien común, podría “sonar” interesante si el entrevistado es entusiasta o sólo comunica con inteligencia sus puntos de vista. Sobretodo en la etapa de crisis y post crisis.

  1. No abrumes a tu audiencia con hechos y estadísticas – en exceso son aburridas. Si puedes ilustra tus puntos con “historias”. Como en cualquier discurso, las historias complementarias cortas añaden énfasis. Ellas logran atraer la atención, son didácticas y crean empatía.

  1. Ten cuidado con las expresiones humorísticas. Estás hablando ante una enorme audiencia y por resuelto que esté el tema tratado, si fue o es una crisis compleja, es mejor poner énfasis en cómo la empresa abordó el problema, lo solucionó o lo está haciendo. No querrás ofender a nadie, sino mantener una imagen positiva y credibilidad intactas.

  1. Escucha cuidadosamente. Ignora las cámaras, monitores, micrófonos y gente alrededor del espacio, manteniendo la atención en quien te formula las preguntas.  No serás capaz de contestar una palabra si no has escuchado qué se te preguntó.

  1. Se tú mismo, no imites a nadie. No actúes rígido, formal o trates de impresionar a todos con tus conocimientos. Arriesgas verte mal sin necesidad. Se un conversador relajado e inteligente y ten una compostura ajustada al contexto.

  1. Mantente en calma. Bajo ningún punto de vista puedes alterarte o ponerte a la defensiva ante las preguntas que recibas.  (Más adelante revisamos consejos de cómo manejar las preguntas difíciles).

  1. Tienes que saber dónde mirar. Si eres invitado a un programa de entrevistas sin público, deberás mirar directamente al entrevistador, no a la cámara. Si hay público, deberás mirarlos sólo ocasionalmente. No intercales bruscamente la mirada entre el entrevistador y la audiencia. Si vas a mirar al público dirige tus ojos hacia ellos lentamente y míralos por algunos segundos antes de regresar tu cabeza hacia el entrevistador.

FRASES DE ENLACE

A continuación, algunas ideas sobre la manera en que puedes vincular tus “puntos o ideas fundamentales” con el tema de conversación. Esto es posible mediante el empleo de “frases de enlace”. Algunos ejemplos:

“Me gustaría añadir…”

“También es necesario recordar…”

“Lo fundamental es…”

“Al respecto…”

“De lo que se trata es de…”

“El tema/la preocupación/el problema real es…”

“Lo que importa aquí es…”

“Igualmente importante es…”

“Aunque __________ sin duda tiene importancia, no debemos olvidar…”

“No olvidemos que…”

“Nuestro papel/nuestra labor/nuestro objetivo consiste en…”

“Nuestra prioridad/compromiso/meta es…”

“Lo cierto es que…”

“El quid de la cuestión es…”

“Esa es una pregunta interesante, pero…”

“Esa es una pregunta muy interesante, pero me permito recordarle que…”


Tu Apariencia

Tu apariencia física en televisión es importante. Cómo te veas afectará tu imagen y hasta tu credibilidad. Cuando estés preparando para tu presentación, recuerda:

·         Vestir apropiadamente. Por lo general, hombres y mujeres deben vestir de manera conservadora en colores neutros. Evita usar un rojo intenso o ropa blanca, joyería brillante o rayas.

·         Evita hacer movimientos rápidos o gestos excesivamente amplios.  Eso hace que sea difícil para el operador de la cámara seguir tus movimientos. Usa gestos lentos y cercanos al cuerpo.

·         Usa moderadamente la variedad vocal. Habla como si te estuvieras dirigiendo a una sola persona, no a una audiencia de miles.

La televisión es un medio visual. Tu apariencia afecta tu imagen, por lo tanto también afectará  la imagen de tu empresa. Por eso es importante que te veas lo mejor posible.

Varios días antes de la entrevista, procura que el Departamento de RRPP se contacte con el estudio y pregunte qué color se usará como fondo donde será tu presentación.

Si usas un traje beige y el fondo está pintado del mismo color, desaparecerás. Usa ropa que contraste con el color de fondo.    

Pregunta qué color deberías usar, sólo para estar seguro.

Vestirse de manera conservadora. Las mujeres pueden usar un traje neutro con una blusa en color claro o un vestido en color oscuro.

Evita los estampados –porque distraen– y faldas abiertas que necesitan mantenerse cerradas cuando estás sentada. No uses joyería o accesorios brillantes, ruidosos y demasiado grandes. No utilices adornos brillantes en el pelo. 

Trata de eliminar toda distracción.
Para los hombres trajes de color neutro son los mejores, con una camisa azul claro y una corbata conservadora.

Evita usar ropa a cuadros y estampados escoceses, ya que pueden saturar los colores en la pantalla. Lo mismo ocurre con el rojo intenso, el blanco y las rayas.

Evita el fúnebre negro, te apaga.

Las camisas pueden ser más claras que los trajes, pero ni negras del todo ni completamente blancas.

También pueden usarse azules fuertes, grises y otros colores oscuros.

Se deberán usar calcetines idealmente hasta la rodilla y que complementen el color del traje y zapatos.

Evita las corbatas con estampados brillosos o con joyería. Evita usar cadenas de oro y brazaletes porque reflejan la luz.

Si tú usas lentes, no los uses en cámara a menos que sea necesario, ya que reflejan la luz.     

Nunca uses lentes fotocromáticos ya que cambian y se oscurecen con la intensidad de la luz del estudio, que los hará verse oscuros.

El maquillaje es esencial aun para los hombres. Usado apropiadamente puede mejorar tu apariencia, ya que las brillantes luces pueden hacerte parecer pálido y cansado.

El maquillaje deberá tener un acabado mate del mismo tono de tu piel. No debe notarse en cámara.

El polvo es necesario para hombres y mujeres – reduce el brillo y resplandor.       

Las mujeres deberán evitar usar sombras azul oscuras en los ojos y rojo en los labios; el naranja, cafés y color canela lucen mejor en televisión.

Aplica poco maquillaje cuidadosamente. No exageres el uso del maquillaje o tendrás apariencia de payaso.

La cámara de televisión puede aumentarte de 5 hasta 10 kilos de lo que tú tienes actualmente.          

Usa trajes que te hagan parecer delgado – colores oscuros, sin rayas horizontales, y líneas simples.

Siéntate sobre los faldones de la chaqueta para evitar que la prenda de vestir se abulte sobre los hombros.

Asegúrate de que tu vestimenta parezca adecuada, ya que una buena presentación personal será sinónimo de que has comprendido cómo facilitar tu responsabilidad como vocero y de ese modo  hacer lo correcto.

Recuerda:

Trata de demostrar tu interés por lo que estás tratando.

Dentro de lo posible, mira a la persona que te esté formulando las preguntas.

Evita sentarte tras un escritorio, ya que eso te alejará de los televidentes.


Tú y la Cámara de Televisión

“¿A dónde miro?” es una pregunta frecuente en quienes aparecen en televisión por primera vez. Personas sin experiencia no saben si deben mirar a la cámara, a la audiencia o al entrevistador.

La respuesta es: “Depende de la situación”.

Si los periodistas están reporteando in-situ, informando en directo con presentaciones en vivo o grabadas, por lo general deberás dirigirte directamente hacia la cámara que “está al aire”. 

Notamos que la cámara “está al aire” por la luz roja que tiene encendida. Cuida que tus ojos no divaguen – porque te verás nervioso y parecerá que te perdiste.

En un estudio de televisión hay varias cámaras que graban desde distintos puntos de vista y se alternan para salir al aire. ¿Cómo saber cuál está grabando?, por la luz roja que tiene encendida arriba. La luz roja de una cámara se apagará y se encenderá otra que está “al aire” ahora, el “encargado de piso” (coordinador de programas de TV en vivo) señalará esa cámara. Simplemente, transfiere tu mirada hacia la nueva cámara tan tranquilamente como sea posible. Recuerda, la cámara es tu audiencia. Háblale como si fuera alguien cercano. No fijes tu mirada en ella con los ojos muy abiertos.

No te preocupes por encontrar la cámara correcta para mirar hacia ella. Es trabajo del director o del camarógrafo encontrarte.

Si tú eres un invitado en un programa de TV o noticiario sin público en el estudio, mira directamente al entrevistador, no a la cámara.

Si hubiera público, deberás mirarlo ocasionalmente. No dejes que tus ojos vayan ininterrumpidamente del entrevistador a la audiencia. Si vas a mirar al público dirige tus ojos a la audiencia lentamente, mírala por algunos segundos antes de voltear tu cabeza.

Cuando seas entrevistado, mantén tu atención centrada en tu entrevistador.

Ignora los monitores de televisión, luces, cámaras que se mueven y la gente del estudio que va de aquí para allá,  no mires con curiosidad más allá de tu espacio. Perderás tu concentración.

Mira a las personas específicas en el estudio, y no ha quienes se estén moviéndose de un lado hacia otro. Lee tus notas ocasionalmente si es necesario.

No hagas nada que no quieras que te vean haciendo en frente de miles de personas.

Los medios usualmente llevan cámaras portátiles de televisión a las conferencias de prensa y todos ellos pueden estar grabando al mismo tiempo.

En esa situación, evita mirar directamente a cualquier cámara. En lugar de eso, mira directamente a quien te hizo la pregunta.

Cuando des un comunicado preparado, evita leer tus notas.

Recuerda que debes estar alerta en todo momento, aunque no estés hablando.

Si la entrevista es en una unidad móvil de televisión y estás cerca de personas que conoces, no mires hacia ellas. Permanece concentrado en el entrevistador.


Gestos y Movimiento Corporal

En televisión, quieres aparecer seguro y con una buena postura, no nervioso ni tenso.

Tus gestos, movimiento corporal y expresiones faciales serán los principales indicadores de tu confianza o nerviosismo, y todos ellos son magnificados por la cámara, en particular si el director quiere aprovechar expresiones faciales que denoten incomodidad y tensión a través de primeros planos que se acercan al rostro.

El ser humano es capaz de controlar su rostro y utilizarlo para transmitir mensajes. También refleja nuestro carácter, ya que las expresiones habituales dejan huellas. Hay más de mil expresiones faciales diferentes, anatómicamente posibles, los músculos de la cara son tan versátiles que una persona podría mostrar esta gama en dos horas. Se debe establecer que sólo unas pocas expresiones poseen un sentido real e inequívoco.

Por ejemplo la sonrisa defensiva, como gesto de pacificación. Piensa en el invitado que sonríe con incomodidad cuando llega tarde a una cena.

Es importante que practiques tus movimientos y expresiones para que te luzcas al máximo.

Una sonrisa que no provoca más que pequeñas arrugas alrededor de los ojos o está acompañada de una postura corporal caída, puede parecer forzada. Los llamados “kinemas portadores de sentidos” deben ser cuidados, como cejas levantadas, bajas, contraídas o movidas por separado, movimientos de la boca o de la cabeza, etc.

Una cámara de televisión puede producir una gran variedad de tomas o cuadros – acercamientos, aperturas de ángulos, etc.- desde un mismo sitio, por lo tanto, no te preocupes por ella, nunca podrás adivinar qué toma está haciendo la cámara.

La mayoría de las tomas serán de tu cabeza y hombros.

Cuando estés en una entrevista o en un programa de entrevistas siéntate en una posición cómoda con los hombros hacia atrás.

No estés rígido porque te verás tenso.

Ten cuidado de no estar demasiado relajado, desgarbado.

Mantén tus pies en el piso y pon tus manos en tu regazo o en los brazos de la silla cuando estés escuchando a los demás.

Cuando hables, inclínate ligeramente hacia delante.

Si estás sentado en una silla giratoria, ten cuidado de no bailar en ella. No te muevas. 

Si tienes que estar de pie durante tu presentación, que tu postura sea cómoda, con los hombros derechos y el peso del cuerpo bien distribuido en ambos pies.

No te balancees de un pie a otro, ni recargues el peso sobre uno solo. No te apoyes en nada.   

Si debes caminar, da pasos pequeños para que la cámara pueda seguirte.

Evita hacer gestos amplios y rápidos. Ellos hacen difícil que el camarógrafo pueda seguirte y como resultado tus brazos o manos no saldrán en el cuadro de cámara. Usa gestos lentos y cercanos al cuerpo.

No muevas los brazos y manos en dirección a la cámara porque se distorsionarán. 

Asegúrate que tus gestos sean apropiados y naturales.

Especialmente, ten cuidado si tienes hábitos nerviosos, como mover los dedos y hacer ruido, tocar la corbata o arreglarte el pelo. Nuevamente, estos se magnificarán en cámara y serán notados por todos sin dificultad.

También ten cuidado con tus expresiones faciales. Fruncir el ceño, achicar los ojos o fruncir las cejas pueden hacerte aparecer preocupado, a la defensiva o tenso.

Relaja tus músculos faciales y sonríe cuando sea apropiado. Una sonrisa leve de empatía, no de felicidad plena, te dará una apariencia relajada y amistosa.

Si tu presentación incluye material de apoyo como imágenes, cuadros estadísticos, gráficos o presentaciones, practica antes de la grabación con los camarógrafos para que estén preparados para seguirte. 

Asegúrate de que no caminarás “fuera de cuadro”.


Micrófonos

Los micrófonos son una parte importante de tu presentación en televisión. Es importante que sepas que hay varios tipos de ellos para darles un uso apropiado.

·         Micrófono de mano. Si sostienes este tipo de micrófono en tu mano planeando moverte mientras hablas, asegúrate de tener suficiente cable para poder hacerlo. Los micrófonos de mano son los más incómodos, porque una mano siempre tiene que sostenerlo y eso restringe tus movimientos. Debes tener cuidado de no hacer movimientos con la mano que sujeta el micrófono porque el sonido bajará de intensidad tan pronto lo alejes de tu boca. Debes mantenerlo siempre en un mismo nivel.

·         Micrófono Lavaliere. Este es el más popular de los micrófonos, es pequeño y se sujeta a la blusa, camisa, solapa o puede colgar de tu cuello con un cordón.  Deberá estar de 15 a 23 centímetros, debajo de tu mandíbula. Ajustado antes de que el programa inicie. El micrófono lavaliere te permite completa flexibilidad de movimientos considerando que es inalámbrico y puedes llevarlo sobre tu cuerpo. Sin embargo, este micrófono es tan sensible que puede captar una respiración pesada o el sonido de la ropa al moverse contra él. Evita estos ruidos molestos, no toques la zona donde está ubicado el micrófono.

·         Micrófono boom o “caña”. El micrófono boom es el que está suspendido por un apoyo o base larga que se sostiene sobre el área del escenario. Este micrófono puede ser movido hacia arriba, abajo o a los lados para recoger las voces. También es muy sensible. Estos micrófonos están fuera del área de visión de la cámara para que la audiencia no pueda verlos. No te preocupes de que la gente no te escuche ya que el operador de este micrófono te seguirá conforme te muevas.

·         Micrófono inalámbrico.  Estos micrófonos se sostienen en la mano sin cable, operan a base de baterías y son ideales para caminar, en caso necesario.

Antes que el noticiario parta, revisa con el encargado de sonido que el micrófono funcione. Habla normalmente hacia el micrófono para que puedan regular el volumen correcto. Usa tu variedad vocal con moderación. Recuerda hablar como si lo hicieras con una sola persona, no con una audiencia de miles. Variar demasiado tu tono o volumen de voz sólo molestará a la audiencia y te hará ganar inseguridad. Durante el programa, evita toser, dar golpes con los dedos, hojear el papel o golpear el micrófono. Fíjate en lo que dices, siempre asume que el micrófono está encendido.


Ayudas Visuales

Los materiales de apoyo visual pueden añadir énfasis a tu mensaje, pero úsalos con moderación.

Las ayudas visuales pueden favorecer mucho las presentaciones por televisión.   Diapositivas, gráficos, fotografías, videos y objetos tridimensionales pueden ilustrar tu tema y reafirmar tu mensaje. Solo debes asegurarte que cualquier ayuda visual esté relacionada estrechamente con el tema, que podrá ser vista adecuadamente y entendida por tu audiencia.

Crea tu material de apoyo visual de manera simple y ordenada. Demasiados detalles no pueden ser vistos. Para imprimirlos, deja bastante espacio entre letras y líneas. Debido a que las superficies brillantes reflejan la luz y causan destellos, todos los visuales deberán proyectarse sobre superficies opacas. Los colores deberían ser contrastantes. Cada material debe enfatizar sólo un punto.

Ensaya con tu material visual antes que el programa empiece para que seas capaz de presentarlos con calma durante el programa. Si es necesario, numéralos para que puedas presentarlos en el debido orden. Recuerda hablar hacia la audiencia, no hacia tu material y no los acerques al lente de la cámara, el camarógrafo sabe hacer su trabajo.


RECAPITULANDO
ALGUNAS TÁCTICAS

Nunca respondas la llamada de un periodista que no conozcas. Déjale dicho que lo llamarás de nuevo, ya que primero necesitas tiempo para saber quién es, qué desea y por qué. Se cometen errores cuando las personas se precipitan en entrevistas sin analizar las intenciones del reportero. 

Por ingenuidad, se puede caer en la estrategia de un periodista independiente que miente diciendo que pertenece a un medio reconocido, llama desde un teléfono público y no tendrá  problemas en desacreditarte o a tu compañía si eso le permite tener una buena historia.

A la mayoría de los periodistas les asignan una historia y sólo quieren información. Una vez que compruebas de quién se trata, si cooperas y le cuentas hechos lo suficientemente interesantes para citar, puede ser que se interese por tu versión de la historia, probablemente te irá mejor que si no respondes.

Anticipa preguntas probables y piensa en tus respuestas. También juega a invertir los roles, si tu fueras el periodista o la audiencia, qué preguntas o temas te gustaría consignar para la historia?.

Piensa: Quién es mi público?, Qué quiero que recuerde?, Por qué propósito me están entrevistando y por qué me escucha el público?

El error más común que se comete ante una entrevista es esperar a que el periodista formule las preguntas que le permitirán sacar a relucir los puntos de su plan. Eso no puede ocurrir nunca. 

Las entrevistas impresas te proporcionan tiempo para explicar. Pero las entrevistas en radio y TV requieren respuestas tipo “titulares”, frases vivas resumidas en pocas palabras.

Los reporteros y la gente a quien entrevistas se convierten en extraños cuando cada parte trata solamente de seguir su propio plan y se niega a consignar las necesidades de la otra persona. Pregúntate: ¿Cómo puedo construir un puente entre el plan del periodista y mi propio plan?

EUFEMISMOS

Puedes reemplazar algunos términos considerados negativos para evitar que tu mensaje también sea considerado como tal.

En vez de decir “Pérdidas”, puedes decir “ganancias netas con ingresos deficientes”.

Una empresa de celulosa obtiene su producto de los árboles, pero utiliza el término “unidad de reforestación”.

Un eufemismo mal usado fue la palabra “evento” reemplazando los “hoyos” en la calles de Santiago, lo dijo un intendente de la región metropolitana y se convirtió en una broma.

Cuando el dinero de algún banco no redunda en unidades de reforestación, se habla de “inversiones no representadas”.

Hoy en día no te echan del trabajo, sino que “prescinden de ti”.

No se roban los fondos de las empresas, son “indebidamente utilizados”.

Incluso las mentiras se convierten en “desinformación”.

MANTEN LA CALMA

Un periodista puede buscar provocarte con la esperanza de que estalles y filtres información sensible, o salgas con algún dato controvertido. Las técnicas periodísticas para desvelar información importante incluyen acosarte y preguntarte algunas cosas básicas una y otra vez. No asumas estas estrategias como un asunto personal.

Una vez ha empezada la entrevista, hay poco que puedas hacer, excepto ajustar tu cinturón de seguridad, permanecer calmado, sonreír y dar respuestas precisas, muy cortas.

Si durante la entrevista notas una elevación en el tono, volumen y ritmo del reportero, tu respuesta deberá ser amistosa, serena y pausada. Cuanto más inflamable sea el periodista, más frío debes ser tú.

El rol ideal del periodista, es el de un observador atento, cuidadoso, que olfatea intrusos y protege el interés público.

CONTRA LA MANIPULACIÓN

Una buena regla contra la manipulación periodística es: cuanto más difíciles sean las preguntas, más cortas deben ser tus respuestas.

El silencio es un enemigo en la televisión, deja que le periodista se haga cargo de llenar los espacios.

No te arriesgues. Sea en TV, radio o una entrevista impresa, di lo que tengas que decir y detente. 

En la confusión que puede producirse en las entrevistas informales de pasillo, donde hay diez o doce reporteros presionando alrededor tuyo, empujando micrófonos hacia ti y gritando preguntas, puedes mantener la calma y presentar el tema tal como lo habías preparado para la televisión. O salir del paso. Si las preguntas son turbias o veloces, puedes tranquilizarlos diciendo algo como “Déjenme decirles simplemente”… Los reporteros se apaciguarán para escucharte. Una vez que se tranquilicen puedes dar el discurso que tenías preparado. A penas hagas una pausa, el bombardeo de preguntas comenzará nuevamente.

Si te ves complicado acosado por millones de preguntas al unísono, intenta seleccionar una pregunta sencilla y respóndela mirando al reportero que la haya formulado. Trata de bajar el tono, hablando calmadamente. Si gritas, los televidentes puedes percibir que estás a la defensiva.

Debes estar habituado a repetir tu historia varias veces a diferentes periodistas, conservando tu energía y frescura. Algunos periodistas, de TV o prensa escrita, querrán acorralarte con una entrevista individual. O puede ocurrir que tengas que dar una serie de entrevistas sobre el mismo tema en un período de varias horas o días. Probablemente sentirás la necesidad de decir algo nuevo o diferente sólo para evitar tu propio aburrimiento. Debes presentarte ante cada periodista como si fuese la primera vez, así evitarás transmitir un mensaje equivocado. Lucha contra el tedio y continúa con tu plan en tanto funcione.

Recuerda, cuando te enfrentas a la prensa, estás ante una relación natural entre adversarios. El reportero es un profesional. No subas al ring si eres sólo un aficionado.   

Para recordar:

Prepárate bien.

Respeta a la persona que te entreviste; sé una fuente digna de crédito.

En la medida de lo posible, habla en términos personales.

Lleva materiales que respalden o demuestren lo que dices.

No te apures. Tómate el tiempo que necesites para responder.

NADA de lo que digas tendrá carácter confidencial. NUNCA. Si no quieres que te citen diciendo determinadas cosas, no las digas.

Di la verdad. No mientas, no exageres, no inventes.

Si hay algo que no sepas, dile al periodista que lo averiguarás. Obtén esa información y pásasela.

Nunca digas “sin comentarios”.

Habla con claridad y en voz alta, siéntate derecho y mira al periodista. Y lo que es más importante…

Lleva a los periodistas a tu carpa, di lo que ajustado a la verdad será la mejor respuesta en ese contexto para tu empresa.
*******


Lista de verificación Sí No

Planteada la crisis, este check list, debiera ser un apoyo al ejercicio comunicacional.

1.  ¿He pensado cuáles son todas las preguntas que me pueden hacer? _____ _____

2.  ¿Estoy aprovechando todas las oportunidades que se me presentan para mencionar mis “puntos fundamentales”? _____ _____

3.  ¿Son mis respuestas adecuadas para que se difundan? _____ _____

4.  ¿Me explico con claridad? _____ _____

5.  ¿Son mis respuestas lo suficientemente breves? _____ _____

6.  ¿Hablo en un tono suficientemente amable? _____ _____

7.  ¿Estoy suministrando buena información? _____ _____

8.  ¿Me expreso mediante oraciones completas? _____ _____

9.  ¿Estoy empleando palabras o términos que la gente quizá no comprenda? _____ _____

10.         ¿Sueno natural? _____ _____

11.         ¿Sueno nervioso? _____ _____

12.         ¿Estoy leyendo las respuestas? _____ _____

13.         ¿Hablo con una voz clara? _____ _____

14.         ¿Estoy diciendo cosas negativas? _____ _____

15.         ¿Doy la impresión de que sé de lo qué estoy hablando? _____ _____

16.         ¿Estoy usando ejemplos que ayuden a la gente a comprender lo que digo? _____

17.         ¿Estoy usando datos y las cifras correctas? _____ _____

18.         ¿Estoy memorizando mis respuestas? _____ _____

19.         ¿Estoy corrigiendo la información equivocada que contienen las preguntas antes de contestarlas? _____ _____

20.         ¿He evitado decir “sin comentarios?¨ _____ _____